Los motores V8 y V6 van perdiendo terreno en Norteamérica

Durante décadas, los conductores norteamericanos se han vanagloriado de los inmensos motores que acostumbraban a propulsar sus coches. Lejos de valorar el desarrollo tecnológico que en Europa y Japón conseguía sacar un buen puñado de caballos de pequeños motores de 4 cilindros sin desorbitar los consumos, ellos se sentían orgullosos de sus grandes motores (especialmente los V8) en los que las cifras de potencia y gasto de combustible eran casi intercambiables sin afectar a la ficha técnica.

Pero la situación financiera actual ha hecho que muchos consumidores estadounidenses sean ahora victimas de la globalización, de modo que cada vez mas empiezan a sentir los mismo que muchos conductores del resto del planeta a la hora de detenerse en una gasolinera: ese sudor frío que te recorre la espalda a medida que ves como se acelera el contador del precio del surtidor a medida que vas llenando el deposito.

Una preocupación que, poco a poco, va calando en los conductores norteamericanos hasta el punto de que cada vez les resulta mas difícil mantener la presencia de animo cuando se acercan a una estación de servicio, mientras crece en ellos el convencimiento de que un motor mas pequeño, con menos cilindros y menos glotón puede cubrir perfectamente sus necesidades de transporte y desplazamiento.

Como resultado, la producción de motores V8 y V6 en USA ha ido disminuyendo en estos últimos años. Aunque siguen suponiendo un porcentaje elevado del total comparado con Europa, en 2009 “solo” el 57.1 % de los motores fabricados eran V8 y V6 con varios litros de cilindrada. Algo menos que en 2008, cuando esa cuota fue del 63.9 %, y lejos de los datos de 2004, donde copaban el 76.2 %.

Estos grandes motores siguen siendo hegemónicos en el segmento de los pick-up, donde cubren el 84% de los modelos de 2009, pero disminuyeron frente al 88.2% del año 2008. Ciñéndonos a los V8, su porcentaje apenas ha variado en los pick-up, donde se mantienen en torno al 40%, pero han caído de forma importante en el segmento de los turismos, donde solo propulsan al 4.9% de los modelos producidos en 2009. Una diferencia abismal frente a su época gloriosa de finales de los años 60, donde se montaron en nada menos que el 88.9% de los modelos vendidos en 1969.

Desde : DiarioMotor

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: